Saltar al contenido principal

Secando Pequeñas Lágrimas financia junto con Fly & Help la ampliación de una escuela primaria en Nianiar.

Con un índice del 40 %, los jóvenes de la región de Diourbel en Senegal representan la mayor parte de la población total.


Los niños se enfrentan a muchos retos que les impiden ir la escuela. El número de niños que están inscritos en una escuela y asisten a clases es muy bajo: menos de la mitad de los niños de entre 7 y 12 años van a la escuela. Entre los jóvenes de 13 a 18 años de edad, el porcentaje es un poco menos que un tercio. Los padres también se enfrentan a los desafíos educativos, pues pocos son los que asistieron a una escuela.

Desde que el proyecto empezó en 1999 en la región, se ha logrado mucho. Se han construido escuelas y centros de educación preescolar, y se ha proporcionado material escolar. Se han creado bibliotecas escolares para promover la destreza lectora de los niños. El aprendizaje a través de la formación ha permitido mejorar la calidad de la educación para los niños.

La escuela primaria en el pueblo de Nianiar fue fundada en 2010 por el gobierno. Se compone de dos aulas y dos salas temporales para 240 alumnos (124 niñas y 116 niños). El pueblo está situado en el municipio Réfane Souf (distrito de Bambey), a unos 90 kilómetros de la capital Dakar.