Saltar al contenido principal

La Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia ayuda a Salberghaus a realizar las necesarias obras de estructuración en el jardín de la institución de ayuda infantil y juvenil.

Salberghaus es una institución de ayuda infantil y juvenil profesionalmente reconocida con diversas ofertas hospitalarias, no hospitalarias y ambulatorias para niños de 0-10 años de edad. Además de atender y fomentar a los niños, es muy importante también asesorar, orientar y apoyar a los padres y a las familias. Al visitar Salberghaus, lo primero que uno ve es casi siempre el gran parque infantil situado en frente de la casa en el que corretea un variado grupo de niños y adultos. Numerosas atracciones, como columpios, un barco de madera, un amplio arenero o una casa del árbol invitan a jugar, aplastar y escalar.

Al cruzar el jardín, uno se topa con la calle por la que van los pequeños y mayores en su coche de juguete, triciclo y bicicleta, y aún queda espacio suficiente para jugar con la pelota o patinar. Tanto los niños hospitalizados (a veces junto con sus padres, que están de visita) como los niños de CI (de cuidado infantil) disfrutan del jardín, donde también se celebran fiestas de todo tipo. Cuando hace algunos años se planeo la reestructuración del jardín con los trabajadores y los niños, se expresaron mucho deseos, y gracias a la ayuda de los donantes, poco a poco se fue remodelado hasta conseguir el aspecto que tiene hoy en día.

Gracias a la ayuda de la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia, desde el verano del año pasado se han ido llevando a cabo varias obras necesarias en el jardín: se plantó un seto de hayas como protección visual para la calle y para limitar las terrazas de CI. También se renovó el suelo de la terraza de un grupo de CI. Finalmente, la casa del árbol recibirá una protección anticaída y en una parte del jardín se plantará césped nuevo.

Los niños de Salberghauses recibirán coloridas canastas de Pascua como parte de «Visita pascual de SIXT» 2016.