Saltar al contenido principal

La Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia financiará la reforma de una guardería en Viekšniai.

Viekšniai es una pequeña ciudad situada en el noroeste de Lituania. En esta región, muchos niños son parte de familias desfavorecidas que se enfrentan a problemas tan graves como la pobreza, el hambre, la intimidación, la violencia doméstica y la inseguridad ciudadana. Muchos de los adultos están desempleados y, a menudo, sufren de alcoholismo. Por lo tanto, no es raro que los niños crezcan sin la supervisión de unos padres, pasen demasiado tiempo en la calle, se ausenten del colegio o no vean más alternativa que robar con el fin de satisfacer sus necesidades básicas, como son la comida y un refugio.


En 2012, el municipio de Viekšniai abrió una guardería con el objetivo de proporcionar a estos niños un entorno seguro, donde pudieran potenciar su creatividad con los animadores, aprender a comunicarse, comportarse de manera cívica, recibir ayuda con sus deberes y disfrutar de un plato caliente. El centro está gestionado tanto por voluntarios de la Orden de Malta como por pedagogos sociales que ejercen sus funciones con mucha empatía y creatividad.

 

Las instalaciones están en muy mal estado y no cumplen con los requisitos mínimos de higiene. Por ello, la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia está reformando las aulas, la sala de recreo, la cocina y los baños.