Saltar al contenido principal

La Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia subvenciona la ampliación de la guardería Michaelshof de la Fundación evangélica.

La Fundación evangélica Michaelshof gestiona instituciones que cuidan y apoyan a personas con discapacidades mentales y múltiples. Desde hace 23 años, la Michaelshof también dirige una escuela especial con guardería centrada en el desarrollo intelectual de los alumnos.


En el año escolar 2013/2014, la escuela especial se transformó en una escuela inclusiva, lo que significa que hoy en día los niños con discapacidades graves y mentales estudian bajo el mismo techo con los alumnos que no presentan ningún tipo de discapacidad. Con los perfeccionados métodos de enseñanza cooperativa e inclusiva, se crea más interacción entre ellos y los grados de discapacidad actualmente divididos por la sociedad no juegan en este punto ningún papel importante.

En verano de 2015, la escuela y la guardería se trasladaron a una nueva área con el fin de ampliar el trabajo educativo y de acompañamiento escolar. De este modo, la guardería, que en aquel momento sólo tenía un número reducido de plazas, pasó a tener una capacidad para 132 plazas con una superficie útil de 1000 m² más el área exterior.

Las escuelas inclusivas o escuelas e institutos de asistencia intensiva no disponen de fondos estatales o federales y mucho menos para una costosa reubicación con rehabilitación estructural de un nuevo edificio. Por ello, la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia decidió ayudar a este proyecto. La Fundación financió la ampliación interior, así como las instalaciones de la nueva guardería. La nueva guardería se inauguró a finales de agosto de 2015.