Saltar al contenido principal

La Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia, en colaboración con Business Traveller, financian una casa de acogida en Mandeni a través de un proyecto de apadrinamiento.

En colaboración con la revista alemana para empresarios Business Traveller, la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia financiará la rehabilitación y la ampliación de una casa de acogida para niños enfermos, maltratados y abandonados en el área del Blessed Gérard's Care Center en Sudáfrica.


Son 29 los niños que, huérfanos o abandonados por contraer el SIDA, no solo disfrutan ahora de un entorno seguro, sino también de una casa preciosa gracias a la reconstrucción de los viejos pabellones. Se repararon o cambiaron los armarios empotrados, las cañerías, el cableado, las paredes, las ventanas y las puertas; se modificó la distribución de las habitaciones, se colocó un suelo nuevo de cerámica y se pintaron los techos y las paredes.

el sacerdote benedictino al cargo, Gerard Lagleder:

Los niños se sienten estupendamente en la parte renovada del centro. El ambiente dio un vuelco general, mucho más amable y limpio

 

El complejo está situado en Mandeni, a 100 km al norte de Durban, y es el mayor hospital de Sudáfrica. Se ocupa principalmente del tratamiento de los pacientes con SIDA.

El sacerdote bávaro Gerhard Lagleder fue quien fundó el centro para ocuparse de la prevención de enfermedades.

El complejo lo forman una casa de acogida y una guardería, siempre desbordadas por el número de niños enfermos, abandonados, desnutridos y maltratados. Actualmente, la guardería se ocupa de un total de 68 niños.

En la casa de acogida, cuya apertura fue en el año 2000, viven a día de hoy 29 niños de entre 3 y 17 años, víctimas de distintos problemas sociales. Entre ellos, niños abandonados y contagiados por el SIDA. La Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia y Business Traveller financian la rehabilitación y la ampliación del complejo a través de un proyecto de apadrinamiento.
Se debe pintar la propiedad, cambiar los azulejos, los inodoros y las puertas; y se deben instalar nuevos interruptores, enchufes y ventiladores.

Se ha trabajado mucho para conseguir que los niños disfruten de un hogar donde puedan sentirse seguros y cómodos. Durante la ceremonia de entrega de los Premios Business Traveller 2013 en Frankfurt, Regine Sixt fue galardonada con el Business Traveller Charity Award. Este premio sirvió como base para que la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia y la revista Business Traveller iniciaran una colaboración que reforzó el proyecto que tenían en común.

 

Marc Tügel, redactor jefe de la revista BUSINESS TRAVELLER:

El Business Traveller Charity Award debe premiar a los empresarios del sector que colaboran con proyectos sociales. La elección de Regine Sixt como ganadora fue unánime. Es una mujer que pone el corazón en lo que hace y a la que realmente le preocupan los niños en situación de pobreza en todo el mundo. Una mujer que mueve montañas.