Saltar al contenido principal

La Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia, en colaboración con la Fundación Jerusalén, financió la rehabilitación de un parque infantil.

La Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia colaboró con la Fundación Jerusalén para rehabilitar un parque infantil en el desfavorecido barrio de Kiryiat Menachem.

El barrio está habitado principalmente por familias de inmigrantes judíos con escasos recursos provenientes del norte de África, Etiopía y la antigua Unión Soviética. Casi el 40% de los familiares recibieron asistencia social y casi la mitad de la población es menor de 24 años. La pobreza, la delincuencia juvenil, el abandono escolar y la drogadicción asolan el barrio.
Su rehabilitación permitiría que el parque infantil se convirtiera en un entorno seguro y agradable para los niños del barrio.

En mayo de 2010, Regine Sixt, como miembro de la Fundación Jerusalén de Alemania, aceptó la invitación de la presidenta, Ruth Cheshin, para colaborar. Unas semanas más tarde, Regine Sixt visitó el parque infantil en Kiryat Menachem con dos de las clases de parvulitos que lo comparten y,  dadas las circunstancias, se reafirmó en su decisión de rehabilitarlo. Hasta entonces, los 50 niños habían tenido que conformarse con jugar sobre arena áspera. Los juguetes estaban muy deteriorados y ya no servían para jugar con ellos. Gracias a la donación de Regine Sixt, fue posible poner en marcha la rehabilitación del parque, además de la creación de zonas ajardinadas.

En una de sus posteriores visitas a Jerusalén en octubre de 2010, Regine Sixt se quedó impresionada del progreso del proyecto y se alegró mucho de volver a ver a sus jóvenes alumnos.