Saltar al contenido principal

La Fundación Regines Sixt de Ayuda a la Infancia y la Jerusalem Foundation se han comprometido a construir un nuevo patio de recreo para el jardín de infancia HaMamzi en Har Choma.

Israel tiene unos ocho millones de habitantes y está situado en el Medio Oriente. Aproximadamente el 10% de la población total vive en la capital Jerusalén. Alrededor de 496.000 judíos (65%) y 268.000 árabes (35%) viven en la ciudad: las zonas residenciales coexisten una al lado de la otra. El conflicto árabe-israelí de décadas de duración agrava las tensiones entre las comunidades y por lo tanto, la vida de las familias y los niños de la región.


Desde hace más de cuatro décadas, la Jerusalem Foundation se ha comprometido a promover la igualdad de oportunidades y a construir una coexistencia sostenible en los ámbitos sociales, educativos y culturales. Desde hace mucho tiempo colabora con las numerosas poblaciones de Jerusalén y trabaja en beneficio de todos, tanto de los judíos como de la población árabe.

A los jardines de infancia HazMamzi en Har Choma, al sur de la ciudad, asisten un total de 70 niños pequeños.

Los patios de recreo asociados, que también son visitados por los niños del vecindario durante horas de juego sin preocupaciones, ya no cumplen con las normas de seguridad. Por este motivo la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia y la Jerusalem Foundation han decidido comprometerse con esta causa.

Con la donación, la fundación de Regine Sixt pudo construir un nuevo campo de juegos para los niños.