Saltar al contenido principal

En colaboración con la Orden de Malta, financiamos la ampliación de las instalaciones del colegio con tres aulas prefabricadas.

En Orechov Dvor, existe una comunidad romaní que vive en una urbanización de casas prefabricadas compuesta por un total de 300 personas, de las que 100 son solo niños (70 de ellos de entre 3 y 10 años). Por diversas razones, muchos de los que deberían estar escolarizados obligatoriamente no asisten a clase de forma regular. El resultado es un círculo vicioso de fracaso escolar, comunicación deficiente, desmotivación y traslados a centros de educación especial.


Las Hermanas Salesianas, con la ayuda de la Orden de Malta, se ocupan de estos niños de entre 3 y 10 años. A su vez, promueven el desarrollo de las habilidades comunicativas y la formación académica en parvularios, colegios y guarderías durane el turno de tarde. También se preocupan por el entorno de los niños con el fin de integrarlos en el sistema escolar.

Sin embargo, no cuentan con el espacio suficiente para todas las labores que llevan a cabo. Es por ello que la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia está invirtiendo en tres nuevas aulas prefabricadas para escolarizar a un mayor número de niños romaníes.