Saltar al contenido principal

El sur de Chicago poco tiene que ver con el sueño americano: la pobreza y el racismo invaden las calles.

Dos monjas del sur de Chicago crearon un refugio para mujeres que rescató de la pobreza a un gran número de ella acompañadas de sus hijos. La Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia, con la colaboración del Prof. Dr. Schmitz del instituto Cristo Rey, financió la construcción de un parque infantil para alegrarles la vida a los más pequeños.


Extracto de la carta de agradecimiento de las monjas a Regine Sixt:

Estimada Sra. Sixt, le agradezco de corazón el generoso regalo que le ha hecho a nuestros niños. En St. Marin de Porres, adoramos a nuestros pequeños. Han vivido mucha tristeza, pero desde que fueron acogidos, sus vidas han mejorado mucho. Me alegro de que ahora puedan disfrutar del parque con total seguridad. Una vez más, le agradezco su donación y que Dios le bendiga a usted y a los suyos de la misma manera que usted nos bendijo a nosotros.


Un cordial saludo, Hermana Therese O'Sullivan.