Saltar al contenido principal

Un lugar protegido para niños donde puedan pasar tiempo con sus padres

El hospicio infantil "Het Lindenhofje" en Ámsterdam recibe una nueva sala de estar para darle a los niños y a sus familiares un lugar protegido de convivencia.


El hospicio infantil "Het Lindenhofje" en Ámsterdam ofrece un hogar para niños entre 0 a 18 años con enfermedades crónicas o con fin mortal. Se trata de un lugar donde estos niños pueden relajarse y estar en casa bajo la supervisión de profesionales. También se presta especial atención al apoyo emocional y el asesoramiento psicológico de los niños y sus padres, así como de sus hermanos y otros miembros de la familia. 

Hasta hace poco, la casa consistía en habitaciones para niños, varias salas de terapia o de medicina, así como una cocina, instalaciones sanitarias y un pequeño salón. Pero lo que faltaba era una segunda sala de estar en la que los niños, sus familias y amigos pudieran pasar tiempo juntos durante las horas de visita. Gracias a Regine Sixt y a su fundación, los niños tienen ahora una sala de estar grande y recientemente renovada, que es un lugar protegido para ellos.

"Regine Sixt nos ha ayudado a realizar nuestra visión de crear un lugarpara nuestros niños pequeños que realmente se sienta como un verdadero hogar. Gracias por hacer esto posible!"
(Het Lindenhoje)