Saltar al contenido principal

Los niños podrán volver a jugar en los parques infantiles rehabilitados gracias al proyecto Secando Pequeñas Lágrimas.

Update: La soleada mañana del 18 de octubre, muchos niños del distrito de Òbuda (Budapest) vinieron con sus padres para participar en la ceremonia de inauguración del nuevo parque infantil del centro de la Orden de Malta situado en el barrio.


La Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia ha construido, en colaboración con la Orden de Malta de Hungría, un parque infantil con nuevos toboganes, columpios y un castillo de escalada. Además, ha rehabilitado la casa de juegos anexa. Entre los asistentes a la ceremonia de inauguración estuvieron László Adányi, representando a la Orden de Malta de Hungría; Balázs Bús, el alcalde de Gobierno del distrito de Òbuda así como los representantes de Sixt Hungría, Gábor Devai, el Director General de Sixt Hungría, Tamás Salai, el Gerente de Limusinas de Sixt Hungría y Bence Simonyi, Director de Ventas de Sixt del Servicio de Limusinas de Múnich.

 

Con la ayuda de la Orden de Malta de Hungría, financiamos en el año 2000 la rehabilitación de un parque infantil de 2.000 m² con una casa de juegos en los suburbios de Budapest. En este barrio de pisos prefabricados viven miles de personas en un espacio muy reducido. Desde la crisis económica, Hungría no se ha recuperado por completo y las consecuencias las sufren los niños. Al financiar la rehabilitación del parque infantil, la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia quiso ofrecer a los niños un entorno seguro en el que jugar. Entre 150 y 200 niños pueden disfrutar ahora del parque, pedir prestados los juguetes de la sala de recreo y también beneficiarse del apoyo de los socioterapeutas. En el futuro, se prevé ofrecer un servicio de desayunos y de cenas a los niños más desfavorecidos. Especialmente durante las vacaciones escolares, los niños no se alimentaban lo suficiente en casa. Por eso era tan importante ampliar las instalaciones. Del mismo modo lo era renovar con urgencia el parque infantil, ya que no se cumplían las normas de seguridad.

Con nuestro apoyo, los niños gozan ahora de la oportunidad de desarrollarse en un espacio seguro y optar así, en un futuro, a llevar una vida mejor.