Saltar al contenido principal

La Organización HOPPS, la unidad móvil de cuidados oncológicos y pediátricos en Stuttgart, recibe un coche para atender a domicilio a los niños gravemente enfermos.

Un coche por una buena causa: la iniciativa Secando Pequeñas Lágrimas de la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia regaló un Citröen DS 4 a la Organización HOPPS, la unidad móvil de cuidados oncológicos y pediátricos en Stuttgart. La organización utilizará el coche para mejorar el servicio de atención a domicilio para niños gravemente enfermos. Así, los médicos y los auxiliares podrán atender a muchos más niños. 


El coche es una donación de Citröen Alemania en favor de la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia. Los trabajadores de SIXT les suelen llevar regalos a los niños de la Klinikum Stuttgart en Pascua y en Navidad para alegrarles la vida en el hospital. Fue entonces cuando los miembros de HOPPS nos hicieron saber que necesitaban un vehículo adicional, pudiéndoles ayudar rápidamente y sin ningún tipo de problema.

 

Muchos representantes de la Klinikum Stuttgart, de Citröen Alemania y responsables de la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia, así como otros trabajadores de SIXT, asistieron a la ceremonia de entrega del coche.

Regine Sixt:

Para los niños gravemente enfermos, es importante recibir atención a domicilio, sin salir de su entorno familiar. Estoy muy contenta de poder colaborar con el trabajo de HOPPS en la región y que muchos niños puedan recibir la atención necesaria. En especial, quería agradecerle su generosa donación a Citröen, pues no habría sido posible sin su ayuda.

 

 

Prof. Dr. Stefan Bielack, Director de la planta de pediatría Nº5:

Muchísimas gracias a la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia. El coche nuevo aumentará considerablemente las posibilidades de ayudar a niños gravemente enfermos, incluso después del alta hospitalaria.