Saltar al contenido principal

Rehabilitación y construcción de una casa de acogida en Markkleeberg, en colaboración con arche noVa e.V.

Las inundaciones terminaron, pero los daños aún perduran. Las casas y demás bienes personales de miles de personas sufrieron grandes percances. Además, un sinfín de mobiliario urbano destinado a los niños (como las guarderías, los colegios o centros de ocio) quedró inservible y debe ser rehabilitado.


Las casas y las zonas deportivas sufrieron graves daños por las fuertes lluvias y el aumento de las aguas subterráneas. Las acciones financiadas por la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia tienen por objeto impedir, entre otras cosas, que una inundación vuelva a causar dichos daños en el futuro.

Regine Sixt, miembro del comité de Aktion Deutschland Hilft, colabora a través de su iniciativa Secando Pequeñas Lágrimas para ayudar con todas sus fuerzas a las víctimas de esta catástrofe.

La Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia, en colaboración con arche noVa e.V. financió la rehabilitación de una casa de acogida en Markkleeberg. La institución médica y sociopedagógica ofrece un nuevo hogar a 16 niños víctimas de duras situaciones familiares. Las múltiples terapias, como por ejemplo el tratamiento mediante el uso de animales domésticos, permiten a los niños encauzar sus vidas de manera autónoma.