Saltar al contenido principal

La guardería infantil «Lane» se renovó por completo después de las graves inundaciones.

La guardería infantil «Bambi-Lane» goza de una pintoresca ubicación. Está situada a las afueras de la pequeña ciudad de Loznica, en el extremo oeste de Serbia, a las orillas del río Štira. ¡Un paraíso para los niños! Pero en primavera de 2014 llegó el desastre: la inundación del siglo en los Balcanes arrancó la corriente de su cauce y dejó una ola de devastaciones y destrucciones. «Recuerdo el día de la inundación como si fuera ayer. ¡Fue terrible! Hicimos todo lo posible para llevar a los niños a un lugar seguro. Tuvimos que hacerlo de una manera rápida y tranquila para no crear pánico entre los niños. Al final logramos, ¡gracias a Dios!, que todos los niños saliesen ilesos», comenta una maestra.


La organización estatal «Bambi» es la única institución responsable de las guarderías y los centros de educación preescolar en la región Loznica de Serbia. Existe desde hace casi 50 años y atiende a más de 1000 niños. La guardería «Lane» fue una de las instituciones más afectadas de «Bambi». Aquí, la inundación llegó hasta los sótanos e inundó por completo las numerosas salas de descanso, por lo que sólo era posible seguir cuidando de los niños en unas condiciones extremadamente severas. En verano, el personal de Sixt visitó en Serbia la institución para hacerse una idea de la situación. Basándose en su informe, la junta directiva de la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia decidió apoyar la renovación de la guardería.

Con la ayuda de «Secando Pequeñas Lágrimas», se pudo sanear el edificio y recuperar el estado original de la guardería. De este modo, se vuelve a atender hoy a los niños y a realizar numerosas actividades sociales. La guardería es fiel al lema de «Bambi»: ¡Un lugar donde vive la familia!