Saltar al contenido principal

Refugio seguro y lleno de amor para casi 200 niños: la guardería infantil Lerato en Sudáfrica


En Lerato se atienden a 45 niños diariamente


En Lerato se atienden a 45 niños diariamente. Además, la fundadora Nancy y sus cinco empleados cuidan a 150 huérfanos después de la escuela. La zona de la guardería consta de dos pequeñas chozas de hierro corrugado. Estas no son impermeables, por lo que ofrecen poca protección en días de lluvia. Además, en los días calurosos y soleados hay muy pocos lugares a la sombra.

Para ofrecer a los niños hortalizas frescas, se creó un huerto, aunque es demasiado pequeño. Del 3 al 10 de noviembre de 2017, un equipo de la Fundación JAM viajará a Sudáfrica en cooperación con la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia para supervisar la reconstrucción in situ.

«La instalación parece deteriorada, pero gracias a "Secando pequeñas lágrimas", esto cambiará pronto»

En primer lugar, se construirán dos nuevos edificios sobre una base de hormigón estable con una empresa constructora sudafricana y ayudantes locales. El equipo de JAM pintará el interior y exterior de las casas de una manera colorida, construirá un patio de juegos con columpios, ampliará el huerto y plantará árboles que den sombra.

Se amueblarán las aulas y salas de juegos con mobiliario infantil, así como con materiales lúdicos y de aprendizaje. Y el proyecto cuenta con otra parte que da a los niños una sensación de seguridad: el suministro diario de gachas de maíz de soja vitales durante al menos un año.

«La instalación parece deteriorada, pero gracias a "Secando pequeñas lágrimas", esto cambiará pronto»