Saltar al contenido principal

En la capital de Gabón, Libreville, los niños de barrios pobres apenas tienen un refugio donde puedan aprender y jugar, sobre todo, en la época de lluvia.

Es por ello que la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia financia la construcción de un espacio en el terreno de la parroquia de Notre-Dame-de-Lourdes que proporcione servicios de guardería y de supervisión de los deberes. Aquí podrán venir pronto los niños de Libreville para jugar, aprender y ser cuidados por el personal del Instituto de Cristo Rey.