Saltar al contenido principal

Para los niños de la guardería Dinoko, en el densamente poblado Township Zandspruit, Johannesburgo, un futuro mejor comienza.

A finales de julio, con el apoyo de la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia, tendrá lugar la ceremonia de inauguración de la construcción de la nueva guardería para 85 niños.


En vez de las cabañas de chapa, en las que en los meses de verano hace un calor insoportable y en los meses de invierno hace mucho frío, la guardería Dinoko gracias a "Secadero Pequeñas Lágrimas"recibe edificios nuevos y bien construidos con habitaciones bien ventiladas y aisladas, suficientes instalaciones sanitarias y suficientes instalaciones de estudio y aprendizaje.

Además recibe material de juegos para los más pequeños. Después de la renovación de las guarderías RiseUp en 2014 y Mahou en 2015, ya es la tercera vez que la Fundación JAM Switzerland es socio del proyecto para la renovación de una guarderia en Johannesburgo.

 

La guarderia Dinoko (“A small animal with horns”) se encuentra en un barrio densamente poblado (Zandspruit). En una zona extremadamente angosta. Los 85 niños reciben un cuidado deficiente en las cabañas de chapa. Aunque tengan un techo sobre sus cabeza, pero continuamente les entra la lluvia y durante el verano caluroso y los meses fríos del invierno no se logra pensar en jugar y aprender. Actualmente hay cuatro aulas y una pequeña cocina. El territorio en el que se encuentra la guardería es muy pequeño. Por lo tanto, no hay espacio para un jardín y un patio de recreo donde los niños puedan jugar al aire libre. Además sólo hay un inodoro que es usado por adultos y niños que no tiene puerta. Todo el mundo espera con impaciencia el comienzo de las obras de construcción y renovación. Además del apoyo de la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia muchos empleados de SIXT Sudáfrica también ayudaron en la obra de construcción.