Saltar al contenido principal

En colaboración con la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia, Silvia Gorgas se alegra mucho de poder ayudar al Michaelshof, un centro de cuidados y formación para niños discapacitados en Rostock.

En 1845, el Michaelshof fue fundado por Johann Hinrich Wicherns como un refugio para víctimas de la violencia. Actualmente, es uno de los centros de ayuda social más antiguos de Rostock, Alemania.


La Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia y Silvia Gorgas, una trabajadora de SIXT, colaboraron con el Michaelshof, un centro protestante de cuidados y formación para personas discapacitadas en Rostock.    

Se llevaron a cabo bastantes reformas: en lo alto del edificio, se habilitó una terraza con una balaustrada de vidrio por seguridad y un suelo de madera resistente al clima. También se instaló un toldo para proteger a los niños de los rayos directos del sol.