Saltar al contenido principal

La Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia colaboró con la Asociación Ein Herz für Kinder para construir un parvulario en Hout Bay.

El Little Lambs es un parvulario situado en un barrio de Hout Bay (Sudáfrica), en el que incluso después del fin del apartheid, aún prevalece la pobreza extrema y son los niños los que más la sufren.


En 2001, la empresaria Marlies Schaper decidió viajar al país en auxilio de los niños que mueren por desnutrición. Una vez allí, se enteró de que el parvulario se encargaba del cuidado de los niños, pero no de su alimentación.
Por ello, la Sra. Schaper se comprometió a ayudarles y, en un principio, les suministró fruta fresca diariamente. Y fue durante su estancia que se percató de las muchas otras deficiencias del centro: inodoros que no funcionaban o la falta de mesas y sillas, que ni siquiera existían.
Esta situación llevó a Marlis Schaper a recaudar fondos para los niños y fundar el parvulario Little Lambs (Pequeños Corderos) con el fin de ayudarles de una forma que perdurase en el tiempo.

La fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia financió este proyecto con la colaboración de la Asociación Ein Herz für Kinder para construir un pequeño paraíso de 450 m², donde los niños no solo están bien alimentados, sino que también son atendidos debidamente por enfermeras.