Saltar al contenido principal

La Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia colaboró con la Fundación Encuentro para financiar la construcción de un pabellón dedicado exclusivamente a tratar a niños desnutridos en el hospital de Guayaquil.

En los barrios desfavorecidos de Guayaquil, hay miles de personas que viven bajo el umbral de la pobreza y los niños son los que más la sufren.

Con la colaboración de la Fundación Encuentro, la Fundación Regine Sixt de Ayuda a la Infancia participó en la construcción de un pabellón para los niños víctimas del hambre con el objetivo de que pudieran recibir cuidados ambulatorios y quirúrgicos.

Con su donación, pudieron salvarle la vida a niños que habrían acabado muriendo por una "simple" enfermedad.